Animismo, zombies y fanta de fresa.

Sa Pha Phum(s): casas de espíritus en Khao Yai.

Hace un par de años, en una de mis primeras semanas, una de mis alumnas llegó tarde, y, cuando le pregunte porqué, me dijo que lo sentía mucho, que la noche anterior no había dormido porque había un fantasma en su cuarto… Mi cara era un poema. Me enfadé, no podría aceptar ese tipo de excusa. Por otro lado, en repetidas ocasiones he tenido que parar la clase un momento para atraer la atención de mis aterrorizados alumnos, que habían visto la puerta abrirse por un golpe de viento. Una vez, entre bromas, invité a Michael Jackson a ayudarme en un ejercicio; me advirtieron -¡PLABOOOO, NOOOO!, ¡MUY PELIGROSOOO!- Con los años lo he comprendiendo un poco mejor y hoy me gustaría relataros lo que he aprendido:

La tradición historicista tailandesa intenta hacer creer que realmente el país proviene de un “reino” formado en 1238, el reino de Sukhotai. Sea o no sea verdad esto, lo cierto es que este es el primer reino budista en el territorio tailandés actual. Antes de la llegada del Budismo, en esta zona, todavía carente de fronteras claras y, por supuesto, de países, se tenían creencias animistas que posiblemente provinieran del oeste. El animismo tiene diferentes variantes, y la tailandesa se basa principalmente en espíritus, almas o fantasmas que se expresan desde un mundo intermedio: posterior a la vida pero anterior  al cielo o al infierno. Así pues, los tailandeses, básicamente, creen en los fantasmas. No es que por la noche sientan miedo de la oscuridad como puede pasarnos en algún momento, no; es algo cultural, está en ellos: adultos y jóvenes. Casi todos imaginan formas en la noche y muchos duermen con alguna luz encendida; una amiga incluso me comentó que en un viaje universitario, una profesora, ya en sus treinta, le suplicó dormir con ella por miedo, pero no contenta con ello dejó la luz encendida… Y, es que, más de un 85% de los tailandeses cree en lo sobrenatural, y, creo yo, que el otro 15% le tiene respeto.

Mi jefe y colega Arthit, me explicaba sobre los fantasmas que nacen cuando una persona, antes de morir, comete un tipo de pecado específico que le obliga a pasar una temporada indefinida de fantasma como castigo; es también habitual haber surgido como resultado de una muerte no aceptada por el devenir, no planeada o accidental, haciéndonos salir del destino. Son ejemplos de esto accidentes y asesinatos. Por ello deberemos cumplir como fantasma hasta llegar a la que era nuestra hora oficial de morir, y solo entonces pasamos al cielo o al infierno. Mientras tanto… podemos buscar venganza, ¿cómo? Pues algunos fantasmas-zombies te comen, otros te dan sustos de muerte. Uno muy curioso, es el que da orgasmos mortales a los hombres mientras duermen, por lo que algunos hombres duermen vestidos de mujer (para engañar al fantasma y evitar la muerte. No es broma).

Este sistema de creencias, está integrado a la perfección con el Budismo, y la longitud de la temporadita en cielo o en el infierno depende del tipo de karma que se tiene en el momento de la muerte; además del karma personal, uno recibe mejores o peores condiciones según los méritos realizados por los familiares de los muertos, esto es: ir al templo, meditar, encerrarse en el convento unas semanas, ser bueno, hacer ofrendas a Buda, dar comida a los monjes por la mañana, etc.

Los fantasmas sufren, y de su sufrimiento vienen sus ganas de molestar al resto, lo que les hace ser percibidos negativamente. Pero no todo lo del inframundo es malo para nosotros; algunos son considerados como fantasmas buenos: el fantasma residente se encarga de proteger tu casa de fantasmas malos u otros males: cuando en Tailandia se inaugura una casa se realiza una ceremonia en la que se intenta atraer a los fantasmas buenos de la zona a vivir en la ศาลพระภูมิ [saan-phra-phum], una casita de fantasmas situada alrededor de nuestro hogar donde se dejan las ofrendas. Las casas tailandesas, por otra parte, no duran mucho, ya que tras la muerte de alguien cerca puede pasar a considerarse encantada, tras lo cual su alquiler o venta será imposible. Me he encontrado a lo largo de estos años con infinidad de casas con alquileres bajísimos aceptadas como encantadas. La solución a este problema es fácil. Derribar la casa y construir una nueva. Por esto, entre otras cosas… no quedan viviendas antiguas en Tailandia.

Sa Pha Phum en Ko Samet (Foto Susana Vazq.)

Estos fantasmas buenos vienen de la zona y se acogen a nuestros cuidados, por eso son buenos con nosotros. Se da bastante el caso de que sea un familiar fallecido en la zona. Ni que decir tiene que nos ayudará mucho; estos fantasmas, viviendo juntitos en la casita nos defenderán de ladrones u otras cosas, por ejemplo, si vamos a morir en un accidente, como un incendio, o nos va a pasar algo repentino, nos avisarán mediante mensajes en sueños (estos mensajes son en sí, tema para hablar largo y tendido). A pesar de ser buenos para nosotros, fantasmas como nuestro familiar en cuestión puede ser igualmente malo con otros por venganza o por malestar-molestar. Un buen fantasma residente nos ayudará, pero hay que cuidarlo un poquito, ¿eh?

Hay toda una lista de fantasmas tailandeses, unos 40, además de muchos tipos regionales, cada uno con un mensaje moral; muchos son generalmente conocidos y sus apariciones en películas son continuas; no hace falta mencionar la atracción y el culto de los tailandeses hacia el género de terror fantasmal en el cine. Tanto es así que el año pasado el estreno de una nueva película de terror bien publicitada atrajo a mis estudiantes por la tarde noche; y a la mañana siguiente se presentaron menos de la mitad; la otra no había dormido y lo haría por la mañana.

Podéis encontrar más información sobre fantasmas por sitios web como éste (en inglés). Yo os hablo aquí de algunos de los más conocidos:

  • เปรต [pret]: Es un monstruo de una estatura gigantesca que sufre hambre ya que su boca es del tamaño de un alfiler. Su justificación cultural es enseñar a los jóvenes el respeto (-cuasi sumisión) por los mayores: un mal hijo, que trata mal a sus padres, acabará seguramente sus días y se convertirá en Pret. Si golpeaste en vida a tu madre o padre con las manos, estás serán largas y delgadas. Si diste patadas tus piernas serán del estilo; lo mismo ocurrirá con tus pies.

Demasiado grande para el bueno de Pret

  • ปอบ [pob]o ปอป[pop]:Una variedad local de Isaan (la región donde habito) que posee cuerpos de otras personas y se come los órganos interiores de estas. También puede usar un cuerpo para comerse a otro. Es representado generalmente con una mujer mayor. En el siguiente vídeo mi alumna de cuarto año, Sonia, nos cuenta un poco acerca de su miedo hacia este fantasma.

La buena de Sonia (cuyo nombre es español porque los estudiantes toman nombres españoles al comienzo de sus estudios) me contó poco después toda la historia. Comenzó soñando con un hombre que la miraba y la seguía. Este hombre se le acercó en el sueño y le dijo -deja de buscarme, ya estoy en tu cuerpo-. Sonia es de Bangkok y al día siguiente se lo comentó a varios isaanos y le comentaron la gravedad del asunto; seguramente se tratara de Phi Pop. Cuando se sueña con un hombre moreno así, significa que está cerca. Sonia, asustada llamó a su madre. Ésta había soñado la misma noche con Sonia; en su sueño, a Sonia le gustaban los perros y jugaba con perros oscuros. Lo cual empeoró la situación ya que Phi Pop se suele representar con un perro oscuro también. Todo parecía indicar que estaba muy cerca. Para colmo, en nuestra zona hay varios perros que lloran por las noches; ese llanto puede provocar soñar con perros y una vez ahí el fantasma podría entrar definitivamente en su cuerpo. Esta encantadora bangkokiana antes no creía casi en fantasmas; pero ahora no tiene dudas. A pesar de todo, parece que la cosa mejoró gracias a ciertos amuletos, incluido un regalo nuestro por su cumple. Sin embargo, a lo largo de Isaan, Chamanes realizan rituales de exorcismo de Phi Pop donde a través de una danza y una música sacan a los fantasmas.

  • กระสือ[krasuu]:Una cabeza de mujer con los órganos colgando. No se sabe bien su origen Parece que nació de una dramática historia de amor hace unos 1700 años, un buen artículo lo explica así. Sin embargo, habita en el cuerpo de una bruja y mientras ésta duerme, sale a buscar carne. Se pasa de generación a generación: si tu abuela lo es; tú lo serás. Otra fuente me informó de que también se pasa cuando este ser escupe en tu bebida y tú te la bebes. A veces lleva un diablillo que posee cuerpos a su lado. Realmente, no es un fantasma, sino algo más cercano a un zombie. Se la puede “ver” en youtube; dispone de su propia… telenovela (por favor, dedícale un momento a la cabecera; en 2:03 una imagen “realista” de ella y en 2:37 podemos ver cómo sale del cuerpo de la bruja). Dios se apiade de sus almas.

Peliculón

En el siguiente anuncio se muestran ejemplos de los fantasmas tailandeses más conocidos; es bastante divertido y me viene como anillo al dedo; podéis ver en él a Krasuu y a su variante masculina, Phii Krahang, también a Pret; Pop no sale porque es regional:

Podéis ver en el vídeo que hay un fantasma específico del platanero, es un caso especial: una mujer que tiene el corazón roto. Además del platanero, a lo largo del país hay miles de árboles sagrados en donde habita algún fantasma porque sencillamente murió en la zona y su alma no está en paz. De esos árboles no se debe tomar ningún fruto y no está de más decorarlos para contentar al fantasma. Incluso para tomar una foto, se debe mostrar respeto.

Árbol con fantasmas el campus de Khon Kaen

De hecho, me contaba Sonia, un estudiante de medicina estuvo a punto de morir tras orinar en un árbol encantado en la facultad. El fantasma pertenecía a un antiguo profesor cuyo cuerpo se encontraba allí para que los futuros médicos pudieran practicar. El irrespetuoso estudiante que sufrió hasta ver la muerte no muy lejos se encontró finalmente con el fantasma del doctor; éste le dijo que fuera a presentar sus respetos para poder vivir, y por supuesto, así fue.

Para que no pase nada malo, lo mejor es cuidar bien a nuestros fantasmas buenos: sacrificar algo de incienso o de nuestra comida: un pequeño plato con una porción de nuestro arroz diario, cabezas de cerdo (son muy bienvenidas) y fruta de cualquier tipo. Entre las bebidas siempre me ha parecido curioso que la favorita sea la Fanta de fresa, que se mantiene en stock aunque nadie la beba porque es usada a nivel nacional como bebida de fantasmas; también es muy apreciado por los fantasmas el whisky de arroz (เหล้าขาว). Cuando le pregunté a un amigo el porqué de la Fanta de fresa me dijo que los tailandeses piensan que a los fantasmas les gusta porque tiene el color de la sangre. En relación con esto, un estudio opina lo contrario. Otros me han explicado que hay un tipo de fantasma que suele vivir con otros en la casita de fantasmas, la saan-phra-phrom, representado por una mujer, y que tiene como color favorito el rojo; cómo lo saben… es otro tema. *Actualización; 10 de septiembre: un amigo me ha comentado que el rey Mongkut, Rama IV, terminó con el sacrificio de animales habitual para los fantasmas. Como resquicio del plato de sangre, donación habitual, quedó el utilizar líquidos rojos. Es la explicación que más me satisface, la verdad.

Puente en el campus de Khon Kaen, donde la gente cree que hay fantasmas viviendo.

Después de estudiar e intentar comprender el porqué de los fantasmas, he llegado a la conclusión de que se utilizan un poco para asustar a los niños, como antiguamente hacían los colegios católicos con el tema del infierno. Los niños aprenden sobre el peligro de morir ahogado o de ser malo con nuestros padres u otros temas a través de lecciones basadas en la superstición. Además de ello, muchos fantasmas encierran lecciones de comportamiento para los adultos. Si hoy en día es algo sano para el país, no lo sé, pero ahí está.

Por ahora es todo sobre los fantasmas. Os aviso cuando vea uno.

สะบายดี

Fuentes:

http://www.thaiworldview.com/bouddha/animism5.htm

http://nakrian.wordpress.com/2011/05/30/the-krasue/

http://thewaterfallpork.wordpress.com/2010/12/07/4-out-of-5-ghosts-do-not-really-enjoy-the-red-fanta/

Very Thai http://www.amazon.com/Very-Thai-Philip-Cornwel-Smith/dp/9749863003

Gracias a Arthit, amigo, jefe y suanista y a Chachawan. Clase de cultura de 5º. Sonia, gracias salada.

Anuncios

2 pensamientos en “Animismo, zombies y fanta de fresa.

  1. Oh, encontré esto:
    http://books.google.es/books?id=hwDKc6ocEt0C&printsec=frontcover#v=onepage&q&f=false
    Aquí se cuenta aún más desde la página 115. Libro de referencia de todo Tolstoi que tailandee más de un año.

    Y el poema tristísimo que yo recordaba (no encuentro el libro en casa y google no es tan infalible como creíamos, sólo estrofas sueltas) era algo así:

    Qué fue de la furiosa?
    Fue la guerra
    quemando
    la ciudad dorada,
    la que la sumergió sin que jamás
    ni la amenaza escrita,
    ni la blasfemia eléctrica salieran
    otra vez a buscarme
    a perseguirme
    como hace tantos días, allá lejos.
    Como hace tantas horas
    que una por una hicieron
    el tiempo y el olvido
    hasta por fin tal vez llamarse muerte,
    muerte, mala palabra, tierra negra
    en la que Josie Bliss
    descansará iracunda.

    Hasta que odio y amor se la llevaron
    dónde?
    hasta que ya la que me amó con furia
    con sangre con venganza
    con jazmines
    no pudo continuar hablando sola,
    mirando la laguna de mi ausencia.

    Ahora tal vez
    reposa y no reposa
    en el gran cementerio de Rangoon.
    O tal vez en la orilla
    del Irrawadhi quemaron su cuerpo
    toda una tarde, mientras
    el río murmuraba
    lo que llorando yo le hubiera dicho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s