Números, juego, suerte y locura.

La pasada semana un colega nos comentó que quería llevarnos a las carreras de caballos en Khon Kaen, cosa sorprendente y difícil de imaginar en un país en el que por ley, las apuestas están prohibidas. Llegó el domingo y terminamos entrando al hipódromo a mediodía. Y una vez más, Khon Kaen me sorprendió: cientos (¿miles?) de personas apostando alocadamente en caballos, pasándoselo pipa y perdiendo dinero. Vimos apuestas de más de 300 euros (un salario medio) irse a la mierda. Me empecé a preguntar el porqué de la afición de los tailandeses por las apuestas, después de todo casi todos mis estudiantes se pasan las tardes apostando dinero suelto a las cartas… Los billares están llenos de gente apostando… El boxeo y ¡el fútbol! con las apuestas en línea ¿Es algo realmente cultural?

No sé, ¿quizás la prohibición moral y su efecto llamada?  Ya que el budismo lo condena en uno de sus preceptos. ¿Quizás es igual que otros países?, ¿Quizás… superstición, suerte o numerología?

Números

De izq. a dcha.: número en thai, número arábigo y su palabra en tailandés.

Los tailandeses, como otros asiáticos, creen que los números tienen una fuerte carga significativa en cuanto a la suerte. Las creencias numerológicas son de lo más común, existen hasta ciertas revistas del tema (ver aquí) y se relacionan directamente con el juego como resulta evidente.

Empezaré con algunos números: el número nueve  (๙ – เก้า – “káo”) es el mejor número por varios motivos: tiene un sonido muy similar al del verbo que significa “subir un peldaño”, “dar un paso adelante” o “entrar”. Igualmente no está lejos de la palabra “arroz” (ข้าว – “kháao”) que significa metonímicamente “comida”. Suerte, comida y mejora en un solo número. A las bodas u otras ceremonias, por ejemplo, se suele invitar a 9 monjes. Igualmente, utilizar el día nueve es lo más esperable para cualquier celebración.

Llega tan lejos la cosa que hace poco, una matrícula con el número 9999 se vendió por 223.000 Dólares. Matrícula, que por cierto ya había comprado en 2003 el ministro de transporte de entonces; pagó 95,200 Dólares. Un poco más fuerte: en ese mismo año el gobierno recortó el presupuesto anual en 100 millones de Baht, para tener exactamente 999 900 millones de Bath y traer con ello buena suerte al país.  No son tonterías como podéis ver y no solo se dan entre la clase alta. Una amiga/alumna me comentaba que su tío pagó unos mil euros por la matrícula 4664, un par de sus salarios dedicados a un número que simplemente es primo y le resultaba bonito.

El 8 es el número de la suerte chino, y puesto que hay un gran porcentaje de familias chinas, es un número que atrae mucha atención. Las matrículas con ochos y demás parafernalia se pagan muy caras también. En China el tema llega un poco a la locura (como muestra este genial artículo)  y se han pagado, por ejemplo, 300 000 Dólares por el número de teléfono 8888 8888. Espero que tenga amigos…

คู่มือซื้อหวยรัฐ es una revista de números y predicciones para elegir lotería (foto Andrew Batt)

He leído por la web que el número seis, que es un nueve del revés, trae el efecto contrario porque además suena casi igual que una variante del verbo “caer”. Sin embargo he preguntado por todos lados y nadie parece siquiera conocer este hecho. El cero por ser cero, negativo, y el trece está extendiendo su relación con la mala suerte por contaminación occidental. Cada vez es más difícil encontrar edificios con piso 13º o restaurantes con mesa 13. Ya pronto hasta el Halloween… A pesar de todo, la conclusión que saqué preguntando por aquí y por allá, es que no hay un número realmente negativo. Todos pueden ser positivos. Por ejemplo: el dos, para unos es negativo porque nunca es el primero; sin embargo para otros es positivo porque indica dualidad. Igual pasa con el 6 u otros.  Es algo muy personal.

El tema de los números y la suerte también se encuentra en la lectura de sueños. Soñar con la muerte es augurio de que aparezca un cero al día siguiente. Soñar con el rey viene siendo lo mismo pero con el nueve, el número de la suerte; una estrategia más de la casa real por promover al líder. Y claro, los sueños son otra razón para jugar. Hay mucha literatura sobre este tema y mucha gente juega a la lotería eligiendo números a través lo soñado. El tema de la lectura de sueños daría para todo un post; es parte de las creencias no budistas del país, del animismo y demás fantasmadas.

Juego


Carrera de caballos en Khon Kaen
(Siento las palabrotas al final del vídeo.  Un servidor perdió dos Euros)

Los tailandeses juegan por defecto; una generalización, sí, pero hace unos días le pedí números serios a mis estudiantes y seriamente me respondieron que más del 90% de los estudiantes juega con dinero habitualmente, varias veces por semana. Esto es especialmente gracioso porque, como ya he mencionado, en el país el juego está prohibido legal y moralmente. Algunos thais me ofrecen como respuesta al porqué del gusto por el juego el tabú y la autoprohibición. Pero es ¿el huevo o la gallina?… no me convence, pues desde un punto de vista antropológico, no entiendo por qué habría una cultura de prohibir algo que no fuera ya un problema social serio; creo que la prohibición moral y legal nace una necesidad, si el juego no fuera un problema, ¿para qué prohibirlo? El juego es una realidad en Tailandia; según el Bangkok Post, unos 320 millones de bath se mueven cada año en apuestas. La llegada de Internet amplió las opciones de apuestas de peleas de gallo, boxeo y caballos a deportes, casi siempre fútbol inglés, y casinos online extranjeros. Una pena lo de los impuestos.

Una noche cualquiera.

Oficialmente sólo la lotería y las carreras de caballos son legales. El tema de los caballos parece ser simple corrupción. En Khon Kaen el hipódromo lo lleva la propia policía *Son los militares los que se encargan de las carreras de corceles en todo el país. El motivo de que se acepte esta variedad de juego está ligado a las poderosas elites: Antiguamente estaba aceptado entre la clase más alta como entretenimiento pasar el domingo viendo y apostando en carreras de caballos; y de ahí su vigencia. Hay un entramado legal lleno de vacíos (y mucha información sobre esto, incluso libros del tema: Guns, Girls, Gambling, Ganja: Thailand’s Illegal Economy and Public PolicyPistolas, Chicas, Juego y Marihuana: La Economía Ilegal de Tailandia y su Política Pública).

Lotería

La Lotería estatal se creó para combatir a las callejeras, que de siempre han estado presentes en la vida pública de Siam. El sistema, hoy día, es muy sencillo: boletos simples de tres cifras para participar en un sorteo quincenal. La lotería es administrada por un órgano del gobierno y por ello, es fuente de ingresos habitual para políticos a través de la corrupción: tras el golpe de estado de 2006 el gobierno depuesto de Taksin fue acusado de robar usando la lotería más de 1200 millones de Dólares.

Yingluck con su coche

Otro caso lo hemos visto hace poco: el número tres, multiplicado por tres es nueve, por ello  trae suerte. 333 es un número macanudo y es el número de la matrícula del coche de Yingluck, actual primera ministra de Tailandia, hermana del anteriormente mencionado Taksin. Estuvo en boca de todos cuando hace poco cuando el 333, salía premiado en la lotería dos veces seguidas. ¿Suerte? ¿Está diciendo el destino que la suerte está con la presidenta? la verdad… hay que ser bastante ingenuo parar no ver la realidad. Las loterías están tan corruptas como cualquier otra institución nacional. Aunque los políticos la usan para llenarse los bolsillos, en este caso, solo se trataba de publicitar el aura de fortuna de la primera ministra, Yingluck. Es bastante habitual que la prensa comente en cada resultado de lotería si corresponde a la matrícula de algún famosete, hay que intentar justificar que los ricos son ricos por algo relacionado con la suerte y el destino. La prensa como cuarto poder…

Otros Juegos

“nam tao pu pla”

Se pueden encontrar en las calles también pequeños juegos para pasarlo bien en familia. Juegos como el น้ำเต้าปูปลา (“nam tao pu pla” en español “calabaza, cangrejo, pez) son bastante populares; aquí podéis ver a una familia pasándolo pipa con un tablero:

Tuve la suerte de encontrar esta fantástica camiseta de homenaje a este juego.

Calabaza, cangrejo, pez (+tigre, pollo y gamba).

Y también tuve la oportunidad de ver una variante más extraña en un mercado local en Myanmar  donde los billetes volaban al tiempo que tres gigantes dados iban cayendo con un sofisticado sistema:

Cerca de Inle Lake, en Myanmar

El caso de Myanmar es un buen ejemplo de cómo la numerología puede incluso arruinar a un país. Entre otras cosas, en el año 1987, el general Ne Win, cambió el sistema de billetes de 50 y 100 a uno mucho mejor: 45 y 90 alegando por predicciones astrológicas relacionadas con los números. La verdad es que en Myanmar la devoción por el 9 es mayor que en Tailandia. Y el resultado lo podéis imaginar… Ese mismo año Birmania quedaba en última posición en el ranking mundial de desarrollo humano.

90 kyats birmanos. El problema de las dictaduras es…

Juegos tradicionales de “Isaán”

Bok

En la Región del Nordeste, me cuenta un nativo de Sisaket, se puede apostar en juegos tradicionales tales como el “Bok” (โบก). Es un sencillo juego donde cuatro semillas (“bok”), que por un lado son blancas y por otro negras, se ponen dentro de un cubilete que se agita y se pone boca abajo tapando la visibilidad. Los jugadores tienen que adivinar el color que va a aparecer, con muchas posibilidades de apuesta.

High-Low

Más importante y actual es el “High-Low” (ไฮโล) que se juega muchísimo en funerales, según se dice, para acompañar a los familiares de los muertos hasta que llega la mañana, por lo que únicamente se juega en noches de funeral. Por la de cosas que he oído, de este juego y de su mundillo, se podría escribir un libro.

El “High-Low”, pronunciado “Jai-lo” es un tablero de apuestas que recoge las diferentes posibilidades de tres dados. Hay muchísimas posibilidades. Los dados se guardan en un gran cubilete (que realmente es un plato y la parte de arriba de un envase para comer arroz pegajoso) donde se agitan (los más avanzados lo agitan una sola vez). A continuación se produce la ronda de apuestas y finalmente se levanta la tapa para comprobar el resultado. Lo mejor es que lo veamos en un vídeo:

El vídeo es especialmente bueno; en la descripción tenemos una queja abierta contra los adictos al juego que parecen desear la muerte de alguien cada noche para poder apostar.  Muchos jugadores no conocen realmente a la familia. Estos enganchados llegan incluso a hacer ronda por los pueblos cercanos buscando un cadáver para echar una partida. Por otra parte, el vídeo está lleno de detalles del mundo del High-Low, por ejemplo la forma en que se doblan los billetes, que cambia la cantidad de dinero del billete que se está utilizando.

Mi amigo Chachawan, me comenta que, como anécdota, cuando se juega,  “listos” aparecen de todas partes y predicen cada partida aunque no jueguen, siempre de brazos cruzados. Normalmente, cuando su previsión es correcta suelen decir “te lo dije cuñao” (“เห็นบ่พี่อ้าย บอกแล่วๆ”). Estos “listos” suelen abusar de los jugadores novicios, pidiendo dinero a cambio de sus recomendaciones; cuando se equivocan, en cambio, echan la culpa al nuevo jugador por no tener suerte. Una escena realmente cómica. En el vídeo los podéis ver alrededor de la partida.

Y todo esto se hace en un ambiente ilegal, donde a veces la policía ha de ser sobornada para evitar el fin del juego. Son muy pocos los casos en los que la policía pare el juego definitivamente.

*Esto de jugar en funerales es otro punto más en común con Myanmar en el tema del juego y de los números. Estando de ruta por algún pueblo, pasamos cerca de un funeral donde se estaba jugando una gran partida de cartas que duraba tres días. Según nuestro guía en cada partida, una parte mínima iba para la familia de la víctima.

Una gran partida en un funeral en Myanmar

Locura

¿De dónde sale la locura por el juego?

Llevo unas semanas preguntándomelo y preguntándolo por ahí pero no me he quedado muy contento. Puede que al final sea un poco de todo. He visto en muchas ocasiones como familias juegan por diversión con sus críos alrededor. Las carreras de caballos estaban llenas de familias con muchachos que seguramente ya proponían apuestas leyendo las revistas informativas sobre las carreras. Por otro lado está la prohibición, las creencias, la suerte… el juego obedece al destino y si creemos que lo merecemos ¿por qué no habríamos de ganar? Quizás la falta de una educación sobre los problemas del juego y sus consecuencias sumado a la creencia en el destino y en las posibilidades que ofrecen los números sean una gran parte del problema. Revuélvase todo con una vida un poco aburrida, sin aspiraciones culturales ni metas sociales (reflejo de la pobre educación) y… puede que tengamos algo cercano a la respuesta.

Una partida de Póker en la trasera de un bar, en Khon Kaen

Anuncios

5 pensamientos en “Números, juego, suerte y locura.

  1. Un montón de gente, podría ser “todo el mundo”, sabe que el juego no es bueno, y muchos de ellos no pueden dejar de jugarlo. Algunas personas están felices de jugar apuestas, apesar de que perder o ganar dinero, y muchos están tristes o que tienen problemas después de jugarlo. Todo el mundo tiene derecho a elegir si desea ser feliz y triste. En mi opinión, creo que el estado debería legalizar el juego en Tailandia y usar los impuestos que puede tener de la legalización para ayudar a las personas que tienen problemas después de jugar apuestas. Puede ser como que ya hayan aprendido del fracaso y necesita una nueva oportunidad para hacer una diferencia, una vida mejor sin apuestas…

  2. Me gusta la sinceridad y expresión en la forma de escribir.
    Solo te dejaste las apuestas con los bueys, se apuestan miles o incluso millones de Baths al ganador a una pelea a muerte. Prefiero no poner el link…

    Un saludo

    • Muchas gracias Pau.
      No tenía ni idea de esa parte, pero lo bueno de la web 2.0 es que uno siempre puede ampliar un artículo, actualizarlo digo. Voy a preguntar sobre este tema, si encuentro alguien que me lleve a algún lugar así lo pondré de seguro. Saludos

      • Este tipos de apuestas son típicas del sur de Tailandia, no obstante, en el norte (donde yo vivo) también tienen gran afición pero a niveles mas bajos de apuestas (solo unos miles de baths), En el sur, los principales enfrentamientos llegan a mover entre 1 y 2 millones de baths por pelea. Es algo inhumano para este país y principalmente para los adictos a este mundo.

        http://www.youtube.com/watch?v=Q7NcnG8nT-8&feature=related (MINUTO 1:50)

        P.D. El padre de mi socia, hace 5 o 6 anhos, (antes de yo conocerlos) se compro un coche coche nuevo por ganar una apuesta de estas…

        Un saludo y estamos esperando el siguiente post

        Pau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s